No podemos predecir los desastres, pero podemos prepararnos para ellos. Uno de los mejores lugares para comenzar es tu casa. Averigua qué puedes hacer para que tu hogar sea más seguro.

Cómo hacer tu hogar más seguro

Puedes tomar medidas para ayudar a reducir los efectos de una emergencia en ti y en tu propiedad.

  • Usa soportes o correas para asegurar muebles altos y pesados en los montantes de la pared.
  • Mueve los artículos pesados y frágiles a los estantes o armarios que están más abajo.
  • Cuelga cuadros y espejos en ganchos apropiados (sin clavos individuales).
  • Asegúrate de conocer la ubicación de los interruptores para corte de emergencia y los grifos para cerrar las redes de gas y agua.
  • Algunas chimeneas de ladrillo y concreto corren mayor riesgo de derrumbe en un terremoto. Consulta el sitio web de la Comisión de Terremotos para obtener más información sobre cómo hacer que las chimeneas sean más seguras.
  • Si el piso de tu casa tiene una base suspendida, verifica que esté en buenas condiciones. Verifica que haya buenas conexiones entre los cimientos y la casa.

En febrero de 2021, hubo cambios en la Ley de Arrendamiento Residencial de Nueva Zelanda. Estos cambios facilitan que los inquilinos protejan a sus hogares de los terremotos. Si eres un inquilino y deseas proteger tu casa contra terremotos, asegúrate de hablar primero con el propietario o el administrador del inmueble.

Ko e laini matutaki ki Fafo
Earthquake Commission logo

Visita el sitio web de la Comisión de Terremotos para obtener más información sobre cómo hacer que tu hogar sea más seguro.

Consulta a tu seguro

Tener cobertura de seguro para tu hogar y lo que hay en él es muy importante para que puedas recuperarte si sufres daños en un desastre. Además, tener una póliza de seguro de hogar privada que incluya cobertura contra incendios (la mayoría la incluye) significa que calificas automáticamente para el producto de seguro de EQC, EQCover.

Es importante que revises tu seguro periódicamente. Algunas cuestiones clave para verificar son:

  • Lo que cubre tu póliza de seguro, así como lo que no cubre.
  • Si tu cobertura de seguro es suficiente para reconstruir tu hogar y reemplazar los objetos de valor después de una emergencia.

Si sufres daños por un peligro natural, recuerda tomar muchas fotos. Luego, ponte en contacto con tu aseguradora privada para hacer un reclamo. Ellos evaluarán, gestionarán y resolverán todo tu reclamo en nombre de EQC, incluida la parte de EQCover.